Lo que docentes y estudiantes deben saber sobre la memoria

Transcripción en español del artículo publicado por Steven Turner para Psych Learning Curve, de American Psychological Association el 15 de octubre de 2018.


En un artículo reciente , Stephen Chew y William Cerbin afirman: “La enseñanza y el aprendizaje se pierden en una tierra baldía”. Los maestros se esfuerzan por descubrir qué funciona y qué no, algunos adoptan rápidamente cualquier nueva estrategia mientras que otros están estancados. Ideas que hace tiempo dejaron de funcionar. Nuestros estudiantes no reconocen las palabras de moda, pero han sido objeto de numerosas innovaciones educativas en varias aulas, lo que les deja sin una comprensión uniforme de cómo funciona realmente su aprendizaje. Ciertamente no lo sabemos todo, pero podemos comenzar asegurándonos de que todos los maestros y estudiantes comprendan los procesos básicos detrás de la codificación, el almacenamiento y la recuperación de memorias.

Memoria sensorial

Todo comienza aquí. Muchas personas no reconocen esta etapa como parte de la memoria. La memoria sensorial es fugaz, menos de un segundo en muchos casos. TODO lo que experimentamos se registra en nuestra memoria sensorial. Es tan abrumador que la mayoría de esta información simplemente se desecha. “Entra por un oído y sale por el otro” no es solo un viejo cliché; Así es como funciona nuestra memoria sensorial. No podemos ocuparnos de todo, así que la mayoría de lo que vemos o escuchamos permanece en ese momento perdido para siempre.

Unas pocas pepitas de información valiosas llegan al siguiente nivel, pero solo si se atiende esa información. No hay tiempo para procesar en la etapa sensorial, por lo que la información simplemente se selecciona y se pasa, o se desecha y se pierde.

Memoria de trabajo

Una vez que se atiende (o se selecciona), la información se transmite a nuestra memoria de trabajo. Esta etapa tiene una duración y capacidad limitadas (menos de un minuto, alrededor de 5-9 elementos de información), pero a diferencia de la memoria sensorial, aquí ocurre un procesamiento más complejo. En muchos casos, podemos simplemente repetir la información en nuestra Memoria de trabajo hasta que la utilicemos (por ejemplo, un número de teléfono), o hasta que finalmente pase a la Memoria a largo plazo. Este ensayo simple funciona bien para la información a la que solo necesitamos acceso durante un corto período de tiempo, pero el ensayo elaborado es más efectivo para crear una memoria a largo plazo.

Memoria a largo plazo y olvido

El proceso no termina cuando la información se almacena en la memoria a largo plazo. Olvidar es una parte natural del proceso de aprendizaje. Una exposición a algo nuevo generalmente no es suficiente para la retención a largo plazo. La curva de olvido clásica muestra que poco después del aprendizaje inicial, gran parte de lo que aprendemos se olvida, pero con la recuperación repetida y espaciada de esa información, el aprendizaje será más duradero.

Para llevar para los maestros

  1. La atención es vital para el aprendizaje. Asegúrese de variar las actividades y brinde oportunidades frecuentes para registrarse para asegurarse de que los estudiantes estén comprometidos.
  2. Tenga en cuenta las limitaciones de la memoria de trabajo y tenga cuidado de minimizar los estímulos extraños para los estudiantes cuando aprenden nuevas tareas.
  3. Proporcionar oportunidades para que los estudiantes trabajen con conceptos e información utilizando métodos de procesamiento más profundos.
  4. Haga uso de la práctica de recuperación frecuente de apuestas bajas a través de pruebas, juegos u otras actividades para evitar el amontonamiento y el olvido.

Para llevar para los estudiantes

  1. La atención es vital para el aprendizaje. Minimiza las distracciones en el aula y mientras estudias. Por ejemplo, guarde los dispositivos digitales o solicite asientos diferentes en la clase.
  2. Recuerda que tu memoria de trabajo es limitada. La multitarea mientras se aprende no es efectiva. Tratar con el estrés emocional y social también puede interferir con la capacidad de la memoria de trabajo si no se maneja.
  3. Hacer uso de estrategias de aprendizaje efectivas. Cualquier tipo de pensamiento que pueda hacer con la información es mejor que leer, releer, repetir.
  4. Extienda su trabajo tanto como sea posible y evite abarrotar. Puede obtener el nivel que desea, pero nunca lo hará tan bien como podría hacerlo con la exposición repetida al material.
Steven Turner

Steven actualmente enseña psicología en Albemarle High School en Charlottesville, VA. En veintitrés años de enseñanza, Steven ha enseñado múltiples materias en varios niveles en el departamento de estudios sociales. También fue miembro del comité de Maestros de Psicología en Escuelas Secundarias (TOPSS) de la APA y se desempeñó como copresidente del Grupo de Desarrollo Profesional para la Cumbre de la APA sobre Psicología de la Escuela Secundaria en 2017. En 2018, Steven recibió el premio Premio APA TOPSS Charlie Blair-Broeker a la Excelencia en la Enseñanza. Es miembro de la Coalición para la Psicología en las Escuelas y la Educación de la Asociación Americana de Psicología (APA).

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s